Las editoras que mandan en la industria de la moda nigeriana

editoras de moda africanas

Desde la izquierda: Adesuwa Onyenokwe, Chioma Onwutalobi, Betty Irabor y Tewa Onasanya Credit Yagazie Emezi para The New York Times, Lauren Fleishman para The New York Times, Yagazie Emezi para The New York Times, Sophia Spring para The New York Times

No es fácil dirigir una revista de moda en Nigeria. Hay pocas imprentas y es difícil encontrar un suministro de papel de buena calidad. En Lagos, la ciudad más grande del país y el núcleo de la industria de la moda, tener electricidad constante es un problema, pues la energía va y viene a lo largo del día. Además, no hay una red formal de distribución, más allá de comercializar las publicaciones en una selecta cadena de tiendas de descuento o en los principales aeropuertos.

Muchas revistas dependen de los vendedores callejeros que ofrecen los ejemplares a los trabajadores atascados en el tráfico de las carreteras de Lagos, tristemente famosas por su lentitud, como la Obafemi Awolowo, en el distrito de Ikeja. Las transacciones son torpes: los clientes lanzan rápidamente el dinero por la ventanilla de sus autos antes de que el tráfico cobre velocidad y ellos comiencen a avanzar.

Más allá de los obstáculos logísticos, cerca de 87 millones de personas en Nigeria (de una población aproximada de 200 millones) viven por debajo del umbral de pobreza. Sin embargo, industrias como la del petróleo provocan que en algunos sectores haya abundancia, opulencia y marcas de lujo ansiosas por posicionarse.

Es por eso que la industria de las revistas nigerianas de moda ha encontrado un público lector joven y receptivo. La gente recurre a las publicaciones buscando las noticias más recientes de las estrellas de cine, los artistas del afrobeat, las modelos de pasarela, así como personalidades de las redes sociales y protagonistas de los programas de telerrealidad, además de eventos como la Semana de la Moda en Lagos, que se celebró el mes pasado.

 “En Lagos, una chica promedio que va por la calle viste mallas con estampado de piel de leopardo, una blusa roja y un gran turbante y simplemente no le importa”, comentó Bolaji Animashaun, fundadora de The Style HQ, un sitio en internet sobre moda y estilo de vida. “Nuestra moda no es dócil. Hay algo en nosotros que siempre está luchando y se refleja en nuestro estilo”.

A continuación, presentamos a cuatro mujeres emprendedoras, de entre 28 y 61 años, que dirigen publicaciones emblemáticas que nos permiten captar este ámbito cultural. Ellas atienden a un público amplio en todo el continente africano y en enclaves donde habitan migrantes nigerianos como en Estados Unidos y el Reino Unido, además le cuentan al mundo la historia de Nigeria.

  • Genevieve Magazine

Betty Irabor, quien creó Genevieve MagazineBetty Irabor, quien creó Genevieve Magazine en 2003, y su hija, Sonia, que es editora de la publicación. Credit Yagazie Emezi para The New York Times.

Cuando Betty Irabor inició la publicación Genevieve en 2003, los anunciantes no ponían mucha atención a las revistas femeninas.

“The Guardian, Punch, Vanguard”, dijo Irabor, en referencia a las publicaciones que obtenían dinero de la publicidad. “Había un enfoque muy empresarial y de información seria, y se destinaban muy pocos recursos a las páginas de moda y estilo de vida”.

Entonces, como integrante de la élite de Lagos (Irabor, de 61 años, ha estado casada con la celebridad de las redes sociales Soni Irabor durante 35 años), aprovechó sus contactos personales con los anunciantes para garantizar su financiamiento. Incluso quienes estaban de acuerdo, creían que Genevieve tendría una vida corta. “Aquí las revistas aparecen y desaparecen a diario”, afirmó.

Quince años más tarde, la publicación es una de las revistas para mujeres más importantes de Nigeria y tiene un equipo de catorce empleados en su sede en Lagos, en el barrio de Lekki. Publica diez números al año, que se venden por 1000 nairas, aproximadamente 2,80 dólares. Las portadas son deslumbrantes y se enfocan en celebridades: en su edición de julio/agosto apareció la actriz nigeriana Adesua Etomi, quien protagonizó The Wedding Party, un reciente éxito cinematográfico en el país, mientras que la veterana actriz Joke Silva apareció en la portada de septiembre. Como editora, Irabor se ha convertido en una especie de celebridad; hace poco formó parte de una campaña publicitaria de Lancôme.

  • Today’s Woman

Adesuwa Onyenokwe, de la revista Today's Woman Adesuwa Onyenokwe, de la revista Today's Woman que publica diez números al año y tiene una audiencia en línea de más de 200.000 lectores Credit Yagazie Emezi para The New York Times.

Luego de un periodo de quince años como reportera para la cadena televisiva más grande de Nigeria, la NTA, Adesuwa Onyenokwe se cansó de hacer reportajes en los que no había mujeres, así que creó un programa para la televisión pública nigeriana llamado Today’s Woman With Adesuwa.

No obstante, ser madre de siete hijos y además trabajar en la producción su programa pronto se convirtió en un reto. “Quería tener mayor control de mi tiempo”, dijo Onyenokwe, de 55 años. “Quería ver a mis hijos”.

Su emprendimiento más reciente es Today’s Woman, una revista de moda y estilo de vida que publica diez números al año. También desarrolló una aplicación que cuesta 500 nairas mensuales, aproximadamente 1,40 dólares, y les permite a los 200.000 lectores de la revista compartir contenido entre sí.

En vez de mostrar imágenes de celebridades, por lo general sus portadas destacan temas que en Nigeria se podrían considerar como un tabú; en el interior hay reportajes como “La drogadicción está más cerca de lo que te imaginas” y “Dile no a la violencia doméstica”.

“En realidad nadie abordaba estos problemas”, dijo. “Más allá de la moda, nosotros insistimos en abordar temas que deberían ser relevantes”.

  • Glam Africa

Chioma Onwutalobi, editora de Glam Africa,Chioma Onwutalobi, editora de Glam Africa, salió de Nigeria a los 17 años y lidera la publicación desde su oficina ubicada en el moderno barrio londinense de Shoreditch. Credit Lauren Fleishman para The New York Times.

Chioma Onwutalobi empezó su carrera como bloguera de chismes, dándose el tiempo para escribir mientras estudiaba leyes en la Universidad de Hertfordshire en el Reino Unido. Después de graduarse, comenzó Glam Africa en 2015.

“Provengo de una familia de emprendedores, así que crear algo de la nada nunca fue un concepto desconocido para mí”.

Su revista trimestral, enfocada en estilo de vida y figuras famosas, tiene un tiraje de 1,4 millones de ejemplares, lo que la convierte en una de las publicaciones más leídas por las mujeres en África. Tiene oficinas en Nigeria, Gana, Sudáfrica y el Reino Unido, además planea expandirse a Estados Unidos.

También tiene el extra de fomentar una sensación de intimidad con su público. Cada año es anfitriona de la gala Glam Africa, así como de eventos a menor escala a lo largo del año (que por lo general son desayunos y reuniones para tomar el té) que con frecuencia atraen a profesionistas como médicos, abogados y emprendedores. Estos eventos son patrocinados por marcas europeas de productos de belleza, como Schwarzkopf Got2b.

Onwutalobi, de 28 años, dirige la revista desde el exclusivo barrio Shoreditch en Londres, donde ha vivido desde que dejó Nigeria a los 17 años. Más o menos cada mes, Onwutalobi viaja a la sede de la revista en África para reunirse con posibles anunciantes, buscar redactores y negociar colaboraciones con distribuidores locales. La mayoría de su equipo es menor de 30 años, pero cuando Onwutalobi tiene reuniones con personas ajenas a la revista, por lo general es la directora más joven de todos los asistentes.

“Siendo mujer, una mujer joven, es difícil que la gente te escuche”, explicó. “Sin duda, lo más complicado es lograr que los hombres me escuchen. En ocasiones, tardo una hora en lograr que los hombres en la sala me vean como su igual. Es frustrante”.

Y agregó: “Esto ya no debería ser un problema. Para empoderar a las mujeres africanas, necesitamos que los hombres hagan lo que les corresponde”.

  • Exquisite Magazine

Tewa Onasanya, fundadora y editora en jefe de Exquisite Magazine"África está en la mira", dijo Tewa Onasanya, fundadora y editora en jefe de Exquisite Magazine. Credit Sophia Spring para The New York Times.

Como fundadora y editora jefa de Exquisite Magazine, una publicación de estilo de vida con sede en Lagos, Tewa Onasanya afirmó que buscaba revelar la riqueza de la cultura africana del país.

Onasanya, de 40 años, inició la revista en 2003 cuando, según relató, el resto del mundo buscaba inspiración en los enclaves de inmigrantes africanos en Estados Unidos y el Reino Unido. Ahora, la gente puede encontrar la inspiración de la moda directamente del continente, explicó. Mencionó lo gratificante que era ver a Wizkid (a quien el público estadounidense conoce mejor por su participación en la canción de Drake “One Dance”) entrar en un espectáculo de Dolce & Gabbana y escuchar cómo los sonidos con los que creció se han popularizado.

“En la actualidad, escuchas afrobeats en los centros nocturnos y te dices a ti misma: ‘Así es, aquí estamos’”, dijo.

“Antes, nuestra cultura existía en ciertas zonas en el extranjero, en el Reino Unido y Estados Unidos”, añadió. “Pero ahora todo mundo voltea a mirar a nuestros talentos locales. África está en la mira”.

Exquisite cubre noticias de moda y farándula para un público principalmente de clase media y mujeres acaudaladas en Nigeria. Su publicación trimestral tiene un tiraje aproximado de diez mil ejemplares, pero su sitio en internet tiene 152.000 suscriptores y recibe un millón de visitas semanales aproximadamente. También se distribuye mediante un boletín por correo electrónico y por la plataforma de mensajería instantánea WhatsApp, cuyo uso está muy extendido en África.

Cuando la supermodelo Naomi Campbell viajó a Nigeria este año y expresó su deseo de que la revista Vogue comience su edición africana, Onasanya, al igual que muchos otros miembros de la comunidad nigeriana de la moda, se mostraron en desacuerdo.

“Soy fanática de Vogue”, dijo. “Pero me parece un poco innecesario crear una Vogue África, pues casi equivale a reinventar la rueda. Ahora tenemos la Semana de la Moda de Lagos; tenemos una comunidad de diseñadores y modelos locales en auge, todos ellos centran su atención en lo que ocurre en las calles, así que no nos falta contenido”.

Leer artículo original:
https://www.nytimes.com/es/2018/11/06/nigeria-moda/


Dejar un comentario